Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



  • Silvia Fernández de Gurmendi es argentina y desde marzo de 2015 presidenta de la Corte Penal Internacional (CPI), cuenta con más de veinte años de experiencia en derecho internacional, en derecho humanitario y en derechos humanos.

Durante más de doce años ha participado en la creación y puesta en marcha de la Corte Penal Internacional, incluyendo la gestión de todo el sistema de elaboración del procedimiento penal de la Corte. Es profesora de Derecho Penal Internacional en la Universidad de Buenos Aires. Durante su estancia en España para participar en la 8ª Asamblea General del Colegio de Abogados Penal Internacional, celebrada en Valencia del 3 al 5 de febrero, puso en valor el papel de los abogados en la Corte Penal Internacional y para la justicia penal internacional en general.

1.-¿Con que objetivo y necesidades nació la Corte Penal Internacional?

La Corte Penal Internacional nació con el objetivo de investigar y buscar los crímenes internacionales que se cometen y que suponen una ofensa a la humanidad. Su misión es juzgar a personas acusadas de cometer crímenes de guerra, de genocidio, de agresión o humanitarios. La Corte pretende -con carácter general- que podamos juzgar los crímenes cometidos en cualquier parte del mundo.

2.-¿Cuál es el papel que desempeñan los abogados en los procesos ante la Corte?

Los abogados dentro de la Corte defienden a los acusados y representan legalmente a las víctimas que han sufrido abusos. La Corte Penal Internacional tiene un sistema muy innovador de participación de víctimas y lo hacen a través de una representación legal, con lo cual el rol de los abogados de asumir la mejor defensa posible es absolutamente crucial para asegurar la calidad del sistema.

3.-¿Cómo valora la existencia y actuación del Colegio de Abogados Internacional Penal?

La creación del Colegio de Abogados Internacional Penal es importantísima para mejorar el sistema de la Corte. El Colegio tiene un rol que cumplir para que los abogados puedan nuclearse, discutir y puedan fortalecer su independencia y su capacitación. El procedimiento de la justicia de la Corte es distinto al de un tribunal nacional, por ello es fundamental que el Colegio asegure la capacitación de los abogados para operar en el ámbito internacional penal.

4.-Más de cincuenta años después de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ¿Considera que se ha realizado algún progreso?

Sin duda, y progresos ha habido muy importantes. Aunque esta evolución no ha sido lineal, ha habido avances pero también retrocesos. Aún queda mucho por hacer a nivel del cumplimiento de las normas adoptadas, y que deben ser vigiladas por la comunidad internacional.

5.-¿Considera Ud. que existe un compromiso real por parte de los Estados para cumplir los tratados de derechos humanos que suscriben?

Los Estados que suscriben los tratados tienen un compromiso real con los valores universales de estos tratados, quieren demostrar que son parte del grupo de estados que defiende los valores. Pero la realidad es que son estados débiles y el cumplimiento de los tratados que se suscriben sigue siendo el gran desafío de la comunidad internacional.

6.-¿Cuál es la sensibilidad de los jueces de la Corte hacia las víctimas?

Las víctimas son parte central ante los procedimientos de la Corte. Los jueces son sensibles al rol que desempeñan las víctimas. Las víctimas pueden denunciar los delitos que han sufrido y pedir una reparación, además son amparados por el marco jurídico del sistema, no solamente por los jueces. También recordemos que la Corte puede impartir justicia de alta calidad, pero eso no depende solo de los jueces, sino también de todos aquellos que participan en el procedimiento, como abogados de defensa, como fiscales y como representantes de las víctimas.

7.-Gambia, Sudáfrica y Burundi anunciaron su retira del CPI en Octubre, Kenia y otros cuatro países se están planteando lo mismo alegando que la Corte está pensada para humillar a la gente de color, y en particular a los africanos. Además EE.UU no es miembro de la Corte. ¿Cuál es su opinión sobre estas medidas?

Lamentamos que tres países se hayan retirado del Estatuto de Roma y de la Corte. Se trata de una decisión individual que debe ser respetada. Recordemos que muchos otros países apoyan a la Corte en todos los continentes, incluido África. De hecho, más de la mitad de los casos que están abiertos fueron pedidos por países africanos. La Corte no tiene como objetivo juzgar a los estados, sino a los individuos que cometen crímenes en esos estados.

EEUU no es tampoco el único país que no reconoce la Corte. Ésta tiene que avanzar hacia una participación mayor de todos los estados, tanto los grandes como EEUU, como estados más pequeños donde también se cometen crímenes.

8.-Siria no forma parte de la Corte Penal Internacional ¿Cuándo podrán ser juzgados los delitos que allí se cometen?

Siria es un ejemplo importante es esa necesidad de ampliar el tratado. La Corte no tiene competencia, en virtud del Tratado, de juzgar ahora mismo los crímenes que allí se están cometiendo. La posibilidad de que sean juzgados y el plazo depende del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como de la Comunidad Internacional.

9.-¿Cuáles son los retos y desafíos de la Justicia Penal Internacional?

El primer desafío de la Corte es conseguir que la Justicia Penal Internacional en general tenga un carácter universal. La universalidad de la justicia puede evitar que los delitos que se cometan puedan ser juzgados sin discriminación y evitar la justicia selectiva. La universalidad del estatuto es absolutamente vital para lograr la efectividad y para asegurar que se puede intervenir en todas las situaciones de crímenes de su competencia de una manera igualitaria.

El segundo desafío es la cooperación. La Corte no cuenta con policía propia, no cuenta con todos los medios para investigar y juzgar, se necesita cooperación de todos los estados para la eficacia del sistema. Cada juicio, cada caso que se inicia tiene sus propios requerimientos, su propio contexto, con lo cual cada una de estas actuaciones requiere un esfuerzo de la Corte para obtener suficiente cooperación del mundo externo. Obviamente hay estados que operan más que otros, dependiendo de sus posibilidades, pero creo que obtener cooperación es un desafío permanente y de hecho, se consigue.

10.-¿Qué objetivos se plantea a corto plazo la CPI?

La justicia tiene lugar a miles de kilómetros de donde se han producido los crímenes, por ello, a corto plazo la eficacia y la eficiencia de la Corte son necesarias. También debemos acelerar los procedimientos que se juzgan y  asegurar un mayor impacto en los países donde se han cometido delitos.

ver noticia completa




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad