Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Estimado navegante:

 A diez días de cerrarse el plazo de presentar las candidaturas a la presencia del CGAE, ya conocemos las intenciones de cuatro decanos, Pere Huguet, por Reus, Francisco Javier Lara, desde Málaga, Victoria Ortega por Santander y Marcos Camacho en representación por Jerez, por ser sucesores de Carlos Carnicer, presidente de los abogados en estos últimos catorce años.

Es posible que estemos ante las elecciones más decisivas en los últimos años para los 83 colegios abogados existentes en nuestro país. La abogacía sufrió mucho con Gallardón, que dijo una cosa y prometió otra, y encontró en Rafael Catalá más diálogo a nivel institucional.  Desde fuera se advierte la necesidad de modernizar el propio CGAE dotándole, quizás, de otros estatutos que mejore su transparencia y conocimiento por parte de los propios abogados.

Estos comicios electores del próximo 14 de enero del 2016 abren otro debate. ¿Será posible que en algún momento los abogados de toda España pudieran elegir directamente al presidente de todos los abogados?  La implantación del voto electrónico, en un colectivo pionero en expediente digital electrónico, quizás podría ayudar a encontrar solución a esta cuestión. Pero, no será fácil implantar esta idea. Estamos ante otro cambio cultural de calado.

Se busca presidente en el CGAE. Que sepa mantener el equilibrio entre los colegios grandes y los más pequeños y ayude a todas estas entidades colegiales en su modernización. Al mismo tiempo, que sea un interlocutor válido con el Ministerio de Justicia para que la voz de los abogados se oiga y tenga en cuenta en las próximas reformas de Justicia Gratuita o en la de los Servicios y Colegios Profesionales que llegarán en la próxima legislatura.

Es evidente que la justicia está viviendo una gran transformación. Las últimas reformas acometidas desde el propio Ministerio señalan que se está en camino de lograr una justicia abierta y digital, cuestión que hace años era impensable.  El año próximo lo iremos viendo de forma gradual. En ese reto tecnológico y los riesgos jurídicos que conlleva será fundamental escuchar la voz y opiniones del CGAE, quien desde RedAbogacía ha logrado crear LexnetAbogacía el punto de enganche de los propios letrados con la modernidad.

La abogacía, pues, y sus instituciones viven un momento de cambio de necesario. De contar con un presidente con ideas nuevas para que este colectivo, uno de los más numerosos de Europa, tenga el lugar que le corresponda en la sociedad española. La labor de Carlos Carnicer en estos tres mandatos que ha estado en el CGAE ha sido bastante positiva. Las togas salieron a la calle a protestar por las tasas y tras muchas negociaciones se logró poner en marcha una Ley de Acceso a la Abogacía que ayudará a mejorar la calidad de nuestros abogados a medio plazo.

El nuevo presidente del CGAE tendrá que liderar muchos de estos cambios que pueden afectar de alguna manera la forma de ejercer esta profesión, clave para tutelar el derecho de defensa de los ciudadanos. Ahora que nuestros jueces piden de forma conjunta a través de sus cuatro asociaciones que se cuente más con ellos para las reformas legislativas o procesales, no estaría de más que el legislador también hiciera lo mismo con la abogacía. Al final, una buena reforma se mantiene en el tiempo desde un mayoritario consenso y son los juristas, como expertos independientes pero solventes, los que garantizan su validez, siempre y cuando esté respaldada por una memoria económica clara.

Cordiales saludos de @LuisjaSánchez

Nos seguimos en twitter




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad