Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



  • Los expertos aseguran que estamos ante la mayor crisis de los Derechos Humanos y de valores de la historia de Europa

El Mediterráneo se ha convertido en una fosa común donde miles de refugiados procedentes de Siria y de otros países árabes caen en su deseo de encontrar un territorio más hospitalario del que les acogía. Europa no responde y Gobiernos de todo el mundo establecen políticas restrictivas para que los propios refugiados no puedan encontrar asilo vulnerando el derecho internacional y las principales convenciones internacionales.

Estos VIII Encuentros en Madrid clausurados por la decana Sonia Gumpert este sábado han servido para unir a la abogacía institucional de todo el mundo frente a este problema, quizás la mayor crisis de los derechos humanos tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la CCBE que preside Michel Benichou se pretende crear un plan que durante un año envíe a 3 abogados por semana durante un año a zonas como la de Lesbos, con un coste estimado de 160.000 euros “hasta ahora la respuesta ha sido decepcionante, solo un colegio de Italia, entre entidades colegialas, francesas, alemanas o españolas han colaborado”, comentaba en su exposición. 

Es el momento de que la abogacía sea la locomotora y arrastre a la sociedad civil a un problema que está generando muchas pérdidas de seres humanos. ICAM ha propuesto también organizar una Conferencia Internacional en Madrid para entre todos los implicados abordar el tema.  Curiosamente fue el CGAE de las primeras entidades que puso a disposición del colectivo de refugiados 1500 abogados dispuestos a ayudar. Una vez más la abogacía institucional internacional rechazó el acuerdo UE-Turquía porque convertir el país otomano en un campo de concentración no parece una solución adecuada.

Búsqueda de soluciones

De las palabras a los hechos, tal y como señalaba en su turno de palabra final la decana del ICAM Sonia Gumpert ha llegado el momento de buscar soluciones para algunos de los problemas más graves de nuestra sociedad. La última mesa redonda de estos VIII Encuentros en Madrid abordaba la difícil cuestión de los refugiados, su situación límite y la ausencia de voluntad política de la Europa de los 28 sobre este tema, más preocupada de frenar su entrada que de ayudarles e integrarles laboralmente. Frente a esta actitud de los Gobiernos, la iniciativa de los abogados en todo el Viejo Continente está siendo la misma, formarse en materias de asilo y extranjería para así poder asesorar a estas personas en sus reivindicaciones como ciudadanos.

En su intervención, el presidente del Consejo de la Abogacía Europea (CCBE), Michel Benichou, ha estado crítico y contundente en su exposición calificando de “vergüenza” la situación en la que se encuentran los refugiados en Europa, asegurando que “se está cerrando y mandando inmigrantes a Turquía a cambio de dinero”.  A su juicio, da la sensación que a los 500 millones de ciudadanos europeos poco les importa la suerte de los refugiados. Curiosamente hay más refugiados turcos, chinos o marroquíes que sirios según datos que nos proporcionaron. Países sin medios como Turquia y Libia están ocupándose de un millón de refugiados cuando no tienen apenas medios para hacerlo.

Los ponentes señalaron con desagrado como Europa está intentando crear una especie de muralla, como fue la china en su momento, para preservar sus territorios de los refugiados. “Tan importante, junto con la libertad de mercancías y de capitales está la libertad de circulación”, comentaron. También señalaron que la cuestión podría organizarse mejor si se creases con medios y fondos una Agencia Europea especializada en estos temas.  En su turno de palabra, la vicepresidenta de la Federación de los Colegios de Abogados de Europa, Sara Chandler, ha destacado que estamos ante la mayor crisis de Derechos Humanos y de valores de la Historia de Europa”, añadiendo que entre los derechos de los refugiados está el asesoramiento jurídico y que negar ésta asistencia es ilegal”. Esta letrada señaló algunas de las medidas que colegios de Alemania, Italia o Reino Unido llevan a cabo para asesorar a los refugiados sobre sus derechos.

Por su parte, el presidente de la Sección de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Madrid, José Ramón Antón, ha afirmado que no se está cumpliendo la legalidad internacional” y ha señalado que “estamos convirtiendo el Mediterráneo en la mayor fosa común del mundo y cerrar fronteras no funciona”. Subrayó la necesidad de que la abogacía se comprometa a largo plazo con esta iniciativa, con un Plan de Accion con medidas concretas, donde cada país pueda aportar recursos para el mismo. “Ha llegado el momento de construir la nueva Europa”, apuntó.

En su intervención, el responsable de Extranjería, Asilo y Refugiados del Colegio de Abogados de Madrid, Marcelo Belgrano, resaltó en su intervención que “no se puede poner en peligro la protección de las personas y los derechos humanos” asegurando que “en España aún no tenemos refugiados porque no se les da acceso al procedimiento”.  También apunto que los sucesivos cambios de nuestra Ley de Asilo, reformada por última vez en el 2009, la había hecho restrictiva para aquellos que quisieran acogerse a la misma. “El propio sistema de Dublín, ideado por la Ue, para dar uniformidad a este tema, fue muy criticado por sus restricciones”, subrayó.  Desde su punto de vista falta voluntad política, tanto a nivel de Gobiernos locales, como de UE para resolver este complejo tema.

Manifiesto de los VIII Encuentros en Madrid

El colofón a estos VIII Encuentros en Madrid fue el Manifiesto consensuado con todos los asistentes y que fue leído por la propia decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumper. Este documento que pasará a la historia como “Manifiesto de Madrid”, fue suscrito por las Asociaciones de Abogados, de Colegios de Abogados y de Consejos Generales de la Abogacía de todo el mundo asistentes a los mismos.

El Manifiesto destaca los siguientes puntos:

•             El rechazo a la disminución de los derechos fundamentales o libertades públicas cómo coartada para la seguridad personal

•             Denunciar que dichos motivos limiten las prerrogativas del abogado en el ejercicio de la defensa: su independencia, su libertad de expresión y el secreto profesional

•             La adhesión de la Abogacía Española a la creación del Observatorio Internacional de la “defensa de la defensa” de las abogados y abogadas en peligro, que por causa del ejercicio de la profesión ponen en peligro su integridad física y moral;

•             El manifiesto, hace suyas las palabras de la decana pronunciadas ayer en la Ceremonia de inauguración de los VIII Encuentros, destacando la incondicional solidaridad con todos los refugiados del mundo y haciendo un llamamiento a los gobiernos de la UE a que abran las puertas de Europa a cuántos huyen de la guerra, la persecución, el hambre o la muerte, y los acojan mientras se tramita su asilo y refugio.

•             Un llamamiento a los abogados y abogadas del mundo a gestionar sus despachos con las mejoras técnicas económicas y empresariales que permita ofrecerá a la ciudadanía mundial la defensa de calidad de derechos y libertades, desde las prácticas de las normas deontológicas.

 

Sumarios

“El Manifiesto de Madrid”, buscará actividad a la abogacía institucional en todo el mundo para afrontar problemas como el de los refugiados o la puesta en marcha del Observatorio para el Abogado en Peligro.

La CCBE que preside Michel Benichou quiere impulsar un plan  que durante un año envíe a 3 abogados por semana durante un año a zonas como la de Lesbos, con un coste estimado de 160.000 euros. En estos momentos se busca financiación para el mismo.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad