Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Estimado navegante:

Los tiempos cambian que son una barbaridad. Y en ese escenario el derecho intenta dar respuesta a muchas de las situaciones que preocupan a empresas y particulares.

En este contexto de cambio, ya se advierte en muchos países de nuestro entorno europeo, el papel del abogado se transforma porque su cliente se lo pide. Ya no se trata de litigar de forma incesante sino de solventar los conflictos de la mejor manera posible y con el coste más económico para la empresa.

En EEUU y países anglosajones, que son la avanzadilla del desarrollo de los métodos extrajudiciales para resolver los conflictos, ya se dieron cuenta.  Se trata de que el conflicto no paralice a la empresa y que ésta, en muchas ocasiones enfrentada a un proveedor o un rival directo, encuentre la manera de resolver esa relación sin acudir a la via judicial.

Las grandes compañías europeas lo tienen claro. Su función es la hacer negocio y que las cuentas de resultados crezcan con números negros. En España, aún la práctica no se ha extendido mucho fuera de las empresas del IBEX o multinacionales, se prefiere el litigio al acuerdo extrajudicial, y eso hace que los pleitos se eternicen a todos los niveles.

En nuestro país, la llamada abogacía preventiva estaría cerca de este postulado que comentamos.  El buen abogado evita el pleito y sabe que a su cliente con esa estrategia preconflicto le puede ahorrar dinero y muchos disgustos.

La última celebración del Día Europeo de la Mediación debe hacer reflexionar a las autoridades españolas sobre qué modelo de mediación quieren impulsar.  Parece más sencillo desarrollar la mediación extrajudicial porque el conflicto es incipiente y eso hace que las partes aún puedan sentarse a dialogar. 

Preocupa mucho, no obstante el interés de Justicia y CGPJ de impulsar la mediación intrajudicial cuando en muchos de esos procesos la relación entre las mismas partes esta tan deteriorada que ni los mediadores más expertos lograrían solucionar este asunto.  Esta práctica, además hay que dotarla de medios y de mediadores especializados y remunerados convenientemente para que hagan bien su trabajo.

En un país como el nuestro que en los últimos cuatro años no se ha creado un solo juzgado, donde la tecnología y justicia sin papeles tardará aun en llegar y tenemos el ratio de jueces por 100.00 habitantes de la UE, hay que pensar en una estrategia clara que impulse los métodos extrajudiciales.  El arbitraje ya tiene su lugar en el ámbito internacional y grandes operaciones. La mediación, por su parte, debe asumirse lo antes posible para que el conflicto no se enquiste.

Cordiales saludos de @LuisjaSanchez

Nos leemos en twitter




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad